La secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha lamentado que ni la Semana Santa haya conseguido subir los precios de forma apreciable en la provincia, que se quedó con un incremento del IPC del 0,1, y eso gracias a la subida del vestido y el calzado (4,2%), que acaba de iniciar la temporada de primavera-verano.

“Quitando la subida del vestido y el calzado, lo que nos muestra el IPC es la incapacidad de las familias para gastar. Las familias no tienen para gastar porque no tienen ingresos y eso es reflejo de la precariedad laboral que hay en Córdoba y de que la subida salarial es insuficiente porque no está permitiendo a las personas trabajadoras recuperar poder adquisitivo”, remarcó Borrego.

Para la responsable sindical, “con los presupuestos que el Gobierno ha previsto para Córdoba, sin medidas que incentiven el empleo y que permitan un mayor gasto a las familias, las microeconomías locales no van a remontar una crisis que ya deberíamos haber dado por terminada, pero que sigue presente para muchas familias”.

Por ello, CCOO ha vuelto a reclamar una mayor inversión pública en Córdoba que facilite la instalación de empresas de sectores que generan mayor valor añadido, como el industrial, las nuevas tecnologías o las energías verdes, así como una mayor subida salarial y la incentivación de la contratación indefinida.

Comments are closed.