Del 8 al 13 de abril, se está celebrando la XXIII Semana de la Familia bajo el lema “50 años de la Humanae Vitae, una Encíclica profética”. Las jornadas fueron inauguradas con una vigilia de oración el pasado domingo, en la Catedral, presidida por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández. Al día siguiente, el lunes, se celebró la primera conferencia en el salón de actos del Obispado, a cargo del Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta.

Esta tarde, la segunda conferencia ha estado a cargo del Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño y consiliario nacional de la Acción Católica, Mons. Carlos Escribano Subías quien se ha centrado en “El papel de la familia cristiana en una Iglesia en salida”.

En su exposición el Obispo de La Calzada se ha referido a las palabras del Papa Francisco que en muchas ocasiones repite que nos encontramos ante “un cambio de época” que exige un “estado permanente de misión” y ha explicado que este es el gran reto de la Iglesia, el de “ser una Iglesia en salida” lo cual brota del Espíritu y del deseo más íntimo del corazón del cristiano, de lo contrario, tenderíamos al inmovilismo. Ante este reto ha planteado la cuestión de ¿Cómo podemos conseguir que ese dinamismo misionero sea posible? O mejor dicho, ¿Quién tiene que realizar esta tarea misionera? A lo que ha respondido que todo el pueblo de Dios tiene que acometer esa tarea de la evangelización y por tanto, es una tarea que atañe a los laicos, los sacerdotes, las familias, los obispos y los jóvenes.

A continuación, ha incidido en la importancia del acompañamiento por parte de la Iglesia y ha afirmado que “la Iglesia está trabajando muy en serio en la evangelización de forma programática pero aún queda mucho trabajo por delante”. Asimismo, ha explicado que en la evangelización hay que contar con la gracia de Dios, lo que aporta responsabilidad pero también mucha paz y que la misión final de las familias debe ser “alcanzar la vida plena que los lleva a la santidad”.

De otro lado, ha explicado que “la familia siendo lo que es se convierte en magnífica evangelizadora” y por ello es necesario acompañar a las familias y revisar cómo se está viviendo la vocación al amor y la misión que cada uno cumple en el seno de una familia.

Próximas citas:

El jueves, 12 de abril, se llevará a cabo una vigilia de oración en las distintas parroquias de la Diócesis y ya el viernes, 13 de abril, a las 20:00h. en el salón de actos del Obispado, se clausurará la Semana de la Familia con una ponencia sobre «Naprotecnología: una alternativa natural ante la infertilidad», a cargo de Jordina Fabrés y Venancio Carrión de Naprotec.es. La clausura de las jornadas estará a cargo de nuestro Obispo.

Comments are closed.