La consejera de Salud preside la ‘VII Lección Conmemorativa Maimónides’, donde ha defendido el papel de los trabajos científicos desarrollados en este centro para transferir la investigación a la práctica clínica

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha presidido hoy en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) la ‘VII Lección Conmemorativa Maimónides’, acto en el que se ha hecho entrega de los premios a los mejores trabajos científicos desarrollados por investigadores de este centro de investigación. Álvarez ha destacado en este encuentro que gracias a la “experiencia, dedicación e impacto científico” de los premiados, se acerca “la investigación al ejercicio de la medicina favoreciendo la transferencia de los resultados a la práctica clínica”.

La consejera ha puesto en valor que “la apertura en 2008 del IMIBIC supuso un hito en la investigación andaluza a la hora de favorecer una transferencia más inmediata de los resultados al desarrollo de nuevas terapias”. “En la actualidad, es un referente consolidado en investigación biomédica en estrecha e histórica colaboración con la Universidad de Córdoba y el Hospital Universitario Reina Sofía”, ha asegurado.

Álvarez ha detallado en su intervención algunos de los “logros” alcanzados en 2016 por el IMIBIC, como sus 283 ensayos clínicos en activo; las 401 publicaciones, de las que el 31% se realizó en colaboración con grupos externos y con otras instituciones; los 15 registros de propiedad industrial e intelectual o el proyecto de robot quirúrgico, que ha concluido con un prototipo derivado de tres patentes, y que sentará las bases de una start-up para la futura comercialización del producto. También ha destacado sus 15 proyectos activos en el ámbito internacional y otros 84 nuevos proyectos de investigación a través de convocatorias competitivas públicas regionales, nacionales e internacionales.

“Todo esto gracias a los más de 500 investigadores, integrados en 40 grupos de investigación, de los cuales, 25 son grupos consolidados, cuatro emergentes y 11 asociados”, ha dicho la consejera, antes de incidir en que “el IMIBIC es, en definitiva, un pilar importante para promover una cultura de investigación y garantizar la sostenibilidad del conocimiento, la investigación y la innovación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía”.

El director del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), José López Barneo, ha sido el encargado de pronunciar la Lección Maimónides con una ponencia titulada “Canales iónicos, quimiorreceptores arteriales y enfermedad de Parkinson”, y ha recibido el galardón anual dirigido a reconocer a un científico de prestigio internacional que haya contribuido al desarrollo del IMIBIC. La consejera de Salud ha agradecido públicamente su “constancia en el trabajo y su liderazgo para la búsqueda de la excelencia”. López Barneo es investigador principal del grupo “Neurobiología celular y biofísica”, doctor en Medicina y Cirugía, catedrático de Fisiología de la Universidad de Sevilla y coordinador general de Investigación del Hospital Universitario Virgen del Rocío de esta ciudad.

El acto, en el que se ha rendido homenaje un año más a la figura del médico y filósofo cordobés Maimónides, que da nombre al centro, ha contado también con la presencia de la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; el rector de la Universidad de Córdoba (UCO), José Carlos Gómez Villamandos; el secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología, Manuel Torralbo, y el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño, entre otras autoridades.

Premios a las mejores publicaciones e ideas innovadoras

En esta edición se han entregado un total de ocho premios. El otorgado al doctor López Barneo y siete que reconocen la excelencia en producción científica e innovación. El premio “Enrique Aguilar Benítez de Lugo” a la publicación científica más relevante ha sido concedido este año ex-aequo a dos trabajos, uno liderado por el responsable de la Unidad de Proteómica del IMIBIC, Ignacio Ortea, por el artículo “Descubrimiento de biomarcadores proteicos potenciales de adenocarcinoma de pulmón en lavado broncoalveolar mediante espectrometría de masas SWATH”; y otro premio para el trabajo liderado por el investigador responsable del grupo “Hormonas y cáncer” del IMIBIC, Raúl M. Luque, sobre el papel de la encima que modifica la ghrelina (GOAT) como potencial biomarcador no invasivo en el cáncer de próstata.

El galardón a la publicación científica más relevante en colaboración con grupos internacionales ha recaído en el cirujano del Hospital Universitario Reina Sofía e investigador del grupo del IMIBIC “Investigación traslacional en cirugía del trasplante de órganos sólidos” Rubén Ciria, por su estudio de revisiones sistemáticas y meta-análisis sobre unos 9.000 pacientes sometidos a cirugía hepática en todo el mundo, en el que ha analizado la implantación mundial de la cirugía hepática laparoscópica y sus beneficios frente a la tradicional cirugía abierta.

El premio a la traslacionalidad de los resultados de investigación cuenta con dos categorías. Por un lado, el galardón a la mejor iniciativa que suponga una nueva aportación a la cartera de servicios del entorno sanitario resultado de la labor investigadora o bien la participación en una guía de práctica clínica con criterios de calidad internacional (AGREE), concedido al facultativo de la Unidad de Lípidos del Hospital Reina Sofía y co-investigador responsable del grupo “Nutrigenómica. Síndrome metabólico”, Pablo Pérez Martínez. Su trabajo recoge una guía internacional con recomendaciones de estilo de vida para la prevención y tratamiento del síndrome metabólico. El documento incide en la trascendencia del estilo de vida en la prevención y tratamiento de dicha patología y en sus consecuencias, con el fin de que los profesionales sanitarios tengan una guía para actuar sobre bases científicas.

El segundo galardón en esta categoría premia al registro, patente o “spin off” que se considere con más potencialidad para mejorar problemas de salud, concedido al investigador del grupo del IMIBIC “Hormonas y cáncer” Manuel David Gahete, por el estudio “Método diagnóstico no invasivo del cáncer”

Por su parte, el premio al mejor trabajo de máster defendido en el curso 2015-2016 se ha concedido al investigador de este mismo grupo Juan M. Jiménez Vacas, por el trabajo “La variante de splicing sst5TMD4 incrementa la malignidad del cáncer de próstata alterando rutas de señal clave, oncogenes y supresores tumorales”.

El IMIBIC ha premiado también el trabajo periodístico más relevante para contribuir en la difusión del instituto como centro destinado a la búsqueda de soluciones que mejoren la salud de la población e incrementen su calidad de vida, que ha recaído en el artículo de Ángela Alba publicado en El Día de Córdoba “Enfermedades raras. El valor de la investigación”.

Comments are closed.