El IPC volvió a subir en octubre en la provincia de Córdoba, en esta ocasión, un 1,2% fruto del incremento de precios del vestido y el calzado (12,3%) por el inicio de la campaña otoño-invierno, de la subida de la vivienda y suministros del hogar (1,7%) y de los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,4%), todos ellos productos y servicios básicos para las familias, que un mes más ven reducido su poder adquisitivo.

El secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, ha vuelto a insistir en la necesidad de que “los salarios se incrementen lo suficiente para evitar el empobrecimiento de las familias” pues mientras los precios han crecido en el último año un 1,7%, “las subidas salariales han quedado muy por debajo de ese porcentaje, lo que redunda en un empobrecimiento de las familias que se acrecienta por la alta tasa de paro, a la altísima temporalidad del empleo y a la precariedad laboral”.

Por ello, CCOO reclama una vez más una subida salarial suficiente para que las familias puedan acometer gastos a medio y largo plazo y recuperar el consumo diario, que es el que más repercute sobre las microeconomías locales y la creación de empleo.

Asimismo, el sindicato reclama una suficiente revalorización de las pensiones y la derogación de la reforma de 2013 y, en concreto, del llamado Factor de Sostenibilidad, “que está haciendo que las pensiones pierdan poder adquisitivo y condena a la marginalidad a las personas pensionistas”, dijo el responsable sindical.

En este sentido, remarcó que “es hora de que la recuperación económica llegue a las familias a través del empleo de calidad y estable, que venga acompañado de una subida salarial suficiente para que las familias puedan recuperar los niveles de consumo anteriores a la crisis”.

Comments are closed.