EQUO entiende que la provincia de Córdoba debe apostar por la agroganadería ecológica como uno de los elementos claves para una transición hacia una economía que respete los límites del planeta, saludable para las personas y creadora de empleo de calidad. Este sector debe ser claramente impulsado por el conjunto de Administraciones Públicas de Córdoba mediante una priorización de sus compras a productores locales ecológicos, como ya se está haciendo con otros criterios sociales. Igualmente, el partido verde apuesta por desarrollar en torno a la producción ecológica toda una economía verde, pasando de exportar las materias primas a otras regiones o países a su elaboración en la provincia.

Junto a los beneficios medioambientales que este impulso traería consigo (menor erosión y perdida de suelos fértiles, menor consumo de agua o pesticidas, menor consumo de combustible en transporte o embalajes, etc.), se conseguiría potenciar de forma fundamental un sector que puede y debe jugar un papel crucial en la economía de toda la provincia, creándose empleo de calidad, una necesidad urgente ante unas dramática cifras de paro, todavía por encima del 30%.

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “Recientemente, hasta el PP ha dejado claro su respaldo a la producción ecológica en Córdoba. Aunque lamentamos que únicamente vean la vertiente económica, pero no la ambiental y la social, esperamos que sea el signo de un cambio real en sus posturas hacía los sectores verdes de la economía y que a partir de ahora podamos ver al PP respaldando al sector agroganadero ecológico. Implantar planes de compra preferentes en los Ayuntamientos que gobiernan sería un paso importante para demostrar su sinceridad y compromiso.”

Por su parte, Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, aseguró que “Este apoyo público llevaría sin duda a la creación de nuevas explotaciones y el crecimiento de las ya existentes, evitando la pérdida de población en municipios rurales. Igualmente debería suponer la articulación de cooperativas y otras formulas de colaboración para ganar tamaño y agilidad, lo que permitiría al sector ganar clientela y romper con muchos tópicos que aún lastran la producción ecológica. En este sentido, el papel de BIOCórdoba, concienciando y dando a conocer este sector y sus productos es de gran valor, pero es necesario ir mucho más allá. Igualmente importante ha sido la creación del ECOmercado mensual, una muestra del potencial de desarrollo que tiene este sector, aunque se ha haya hecho sin ningún tipo de apoyo de las administraciones. Frente a la creciente certeza del cambio climático y las amenazas que supone para la agroganadería de nuestra provincia, las opciones ecológicas suponen una respuesta necesaria, con mayor diversidad de especies, colaborando y no combatiendo a la naturaleza y reduciendo el enorme impacto que tiene hoy en día el sector primario en el entorno natural. Córdoba ya ha recorrido una gran parte del camino y es la provincia líder en olivar ecológico, así que estamos en una posición inmejorable para dar el salto a una transición a gran escala.”

“Esta tendencia es imparable, por ser imprescindible ecológicamente y por ser rentable económica y socialmente, la pregunta que debemos hacernos es si queremos liderar el proceso o vernos arrastrados por él. Es la diferencia entre ser únicamente productores o desarrollar un entramado de producción, procesamiento y canales de distribución de calidad” ha concluido Luque.

EQUO recuerda que esta propuesta no es una novedad, sino que ya hay instituciones que priorizan o bareman de forma prioritaria las compras ambientalmente sostenibles y las producciones ecológicas.

Comments are closed.