La exposición ‘Tesoros de Núremberg. Fotografías de la ciudad vieja’, que coorganizan los ayuntamientos de Córdoba y de esta ciudad alemana en el marco de su hermanamiento, exhibirá, del 2 de noviembre al 29 de diciembre, en la Casa Góngora (calle Cabezas, 3) y con entrada libre, una serie de fotografías de Theo Noll y Pablo de la Riestra sobre la ciudad vieja de Núremberg, cuyo “sinfín de bienes culturales la convierten en patrimonio (no oficial) de la Humanidad”, según recoge el catálogo de la misma.
El acto de inauguración tendrá lugar este jueves 2 de noviembre, a las 20.00 horas, con la intervención del teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio del Consistorio cordobés, David Luque, y el comisario de la exposición y coordinador de las relaciones con Córdoba de la ciudad Núremberg, Esteban Cuyá. Los asistentes tendrán también la oportunidad de asistir a la conferencia que ofrecerá Pablo de la Riestra, autor la exposición, bajo el título ‘La Ciudad Vieja de Núremberg y su Patrimonio’.
Sobre la iniciativa, David Luque subraya la intensa actividad del Hermanamiento con la milenaria ciudad bávara de Núremberg y el hecho de haberse propiciado un “prolijo intercambio” que está permitiendo un “mejor conocimiento de nuestras ciudades” y tejer “un amplio tapiz de complicidades presentes y futuras”.
“Córdoba y Núremberg tienen muchas cosas en común”, indica en la presentación de la exposición el teniente de alcalde de Cultura, para resaltar que, no obstante, “lo que más las une en estos momentos es una voluntad decidida de compartir proyectos, ideas, conocimiento”.
La exposición ‘Tesoros de Núremberg’ se sustenta en la fotografía como medio expresivo y documental; a esta expresión artística Córdoba dedica, según Luque, “algunas de sus actividades más señeras”, pues la fotografía nutre nuestra vida cultural, del mismo modo que “el análisis y la búsqueda de soluciones a los problemas y retos que nos plantean los cascos antiguos”.
Sus autores, Noll y De la Riestra, subrayan que la intención es “exhibir en la ciudad hermana de Córdoba una serie de fotografías representativas de la ciudad vieja de Núremberg”, un lugar cuya importancia histórica queda resumida en una frase de Martín Lutero: ”Núremberg es ojo y oído del Imperio”.
También destacan que, pese a las terribles devastaciones en los últimos meses de la II Guerra Mundial, Núremberg atesora un sinfín de bienes culturales que la convierten en Patrimonio (no oficial) de la Humanidad, y que “el sabio plan de reconstrucción efectuado por Heinz Schmeissner y la acción reparadora de Amigos de la Ciudad Vieja (Altstadtfreunde) devolvieron a la ciudad mucho de su antigua belleza”.
Quienes visiten la exposición ‘Tesoros de Núremberg. Fotografías de la ciudad vieja’ podrán apreciar el recinto amurallado, ejemplos inestimables de arquitectura gótica sacra y profana, iglesias repletas de arte tardgótico, la casa-taller de Alberto Durero (se conserva el edificio original) y dos cementerios históricos de 1518 que no tienen igual en Europa.

Comments are closed.