FLORA, Festival Internacional de las Flores –
celebrado del 20 al 29 de octubre en Córdoba- ha clausurado su primera edición
con unas cifras de asistencia que han superado cualquier pronóstico previsto por
la organización. Un gran éxito que ha sido posible gracias a la calurosa acogida
por parte de Córdoba y de los cordobeses, que han hecho suyo en tan solo
diez días un festival tan singular.
Desde su inauguración, el pasado 20 de octubre, las ocho instalaciones florales
efímeras de FLORA, realizadas por ocho de los mejores artistas florales del
mundo en ocho patios institucionales de la ciudad, han recibido miles de visitas,
congregando a un público de todas las edades y de todos los puntos del país.
En total, más de 300.000 visitas han convertido esta primera edición en un
récord inesperado. Según Emilio Ruiz Mateo, director artístico de FLORA,
“sabíamos que las instalaciones florales iban a gustar y a sorprender, lo que no
nos imaginábamos es que la respuesta fuera a ser tan masiva. Al final hemos
asistido a dos espectáculos, el espectáculo de las instalaciones y el espectáculo
de ver la ciudad llena de gente en busca de las flores”.
Para la directora de FLORA, Chelo Lozano, se trata de “un proyecto creado
desde la belleza y el amor, como dijo en su momento su mecenas -el empresario
chino Jianping Fu-. Y no sabíamos que estos dos conceptos unidos nos iban a
dar estos grandísimos resultados”. Del mismo modo, “el calado y la calidad del
trabajo de los artistas en cada una de las instalaciones han proporcionado en
todas las partes implicadas -responsables de ZIZAI Hotels, equipo del festival,
Ayuntamiento de Córdoba, becarios, colaboradores y patrocinadores- una
experiencia llena de ilusión, talento y mucho trabajo, a pesar de enfrentarnos
a un primer año”.
La presencia de los ocho artistas internacionales en la ciudad, impregnándose de
su cultura floral y de patios -y trabajando en primera persona en sus obras-, ha
hecho posible una sinergia mágica con la que se ha creado las ocho
espectaculares instalaciones florales: Valle de las mariposas, de Alfie Lin
(China), Antena, de Flores Cosmos (México), Reflexiones en un ojo dorado, de
In Water Flowers (Reino Unido), Mi propio Nirvana, de Isabel Marías (España),
Caída libre, de Loose Leaf (Australia), Duende, de Natasha Lisitsa & Daniel
Schultz (Estados Unidos), La forma de un florero, de Patrick Nadeau (Francia),
y Paraíso: delirio y deseo, de Tomas de Bruyne (Bélgica).
Los importantes galardones con los que se han premiado tres de las
instalaciones, los mayores en el mundo en cuantía económica (60.000, 40.000 y
20.000 euros), recayeron, respectivamente, en Natasha Lisitsa & Daniel Schultz,
Tomas de Bruyne y Loose Leaf. Un veredicto decidido in situ por un jurado de
primer nivel internacional -otra de las claves del festival-: Daniël Ost, uno de los
padres del arte floral, Eugenio Domínguez, catedrático de Botánica de la
Universidad de Córdoba, Jacqueline Boerma, directora del Boerma
Instituut, Pieter Toebaert, botánico, fotógrafo y responsable de la dirección
artística de festivales como Ghent Floralies o Flowertime, y Robin Lane Fox,
profesor de Historia Antigua en la Universidad de Oxford y columnista de
jardinería en Financial Times desde 1970.
Respecto al futuro de FLORA, Chelo Lozano ha confirmado su continuidad: “La
realización de FLORA se ha firmado por tres años más entre ZIZAI Hotels y el
Ayuntamiento de Córdoba, y tendrá lugar en las mismas fechas que esta primera
edición”.
Asimismo, el importante impacto en la economía de la ciudad, así como la
dinamización de distintos sectores, se ha hecho patente durante los meses de
preparación del festival y en sus diez días de duración. Por una parte, con todos
los trabajadores locales con los que se ha contado -más de 150- y, por otra,
con la participación de empresas cordobesas como Rurápolis, Ada, Finca El
Capricho, La Boca, El Astronauta, Horno La Tortuga, Taberna Santi, Festivales
del Sur, Grupo Cero, Papiro, Ñ Multimedia, Publiaras, Presión Sonora, Aucorsa,
Sadeco y Ferretería Cuenca, entre otras.
Por su parte, de cara a próximas ediciones, Emilio Ruiz Mateo ha asegurado la
firme intención de la organización de seguir mejorando y superándose. “No
hay mejor manera de dar a conocer el arte floral que trayendo a los mejores
artistas del mundo”, ha asegurado, “y es lo que vamos a seguir haciendo”.
Además, en siguientes convocatorias, “queremos plantear una serie de
actividades paralelas que nos ofrezcan una visión más completa del arte
de las instalaciones florales y de las flores, que en sí ya están presentes en
tantas otras disciplinas artísticas, como el teatro, la danza o la pintura”.
De esta manera, FLORA, Festival Internacional de las Flores, iniciativa privada
de ZIZAI Hotels, S.L coorganizada con el Ayuntamiento de Córdoba, pretende
convertirse en una cita ineludible del otoño cordobés, convirtiendo a la ciudad
y a España en uno de los máximos exponentes dentro del circuito internacional
del arte floral.

Comments are closed.