El valor de las exportaciones de aceite de oliva entre octubre de 2016 y agosto de 2017 se ha incrementado en casi un 25% con respecto a la campaña anterior y ha superado los 2.530 millones de euros y las 673.565 toneladas de producto (2.031 millones de euros y 589.309 toneladas de octubre de 2015 a agosto de 2016). La provincia de Sevilla lidera las ventas internacionales de la campaña 2016-2017 con 1.087,8 millones de euros (cerca de 292.000 toneladas), seguida de Córdoba (412,8 millones de euros y 153.545 toneladas), Jaén (290 millones de euros y 80.086 toneladas) y Málaga (245 millones de euros y 97.955 toneladas). Por su parte, Granada ha exportado en estos mismos meses 45.540 toneladas de aceite de oliva valoradas en 171 millones de euros; Almería, 2.936 toneladas por 3,7 millones de euros; Huelva 970 toneladas por 2,3 millones de euros; y Cádiz 540 toneladas de aceite de oliva por valor de 2,1 millones de euros.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha visitado hoy Oleoestepa que, como cooperativa de segundo grado que integra 17 almazaras, es un ejemplo del éxito de la “unión de los esfuerzos de más de 5.500 olivareros para valorizar y comercializar los aceites de oliva virgen extra de la comarca de Estepa y Sierra Sur (Sevilla) y la de Puente Genil (Córdoba)”. En total, esta entidad dedicada al envasado y comercialización de aceite cuenta con una superficie total dedicada al olivar que supera las 54.000 hectáreas y produce una media anual de 30 millones de kilos de aceite de oliva elaborados a partir de aceitunas hojiblanca, manzanilla, picual y arbequina.

En cuanto a la comercialización exterior, la producción de Oleoestepa llega prácticamente a todos los países de la Unión Europea y alcanza también mercados tan diversos como Rusia, Japón, México o Estados Unidos, entre otros destinos internacionales.

Rodrigo Sánchez ha puesto también en valor los “avanzados laboratorios” con los que cuenta Oleoestepa para el control de la calidad de los productos que elabora, unas instalaciones donde se realizan ensayos de caracterización de aceites vírgenes y análisis multirresiduales para detectar la posible presencia de una amplia gama de fitosanitarios. Asimismo, en estos laboratorios también se llevan a cabo controles del rendimiento graso, la humedad y la acidez de las aceitunas que sirven de materia prima para la obtención de sus aceites. A estas pruebas se suma además un panel de cata homologado por el Comité Oleícola Internacional (COI) para el análisis sensorial que, como ha comentado el consejero, “también vela por garantizar la máxima calidad de los aceites de Oleoestepa que podemos encontrar en el mercado”.

Calidad garantizada y premiada
Esta cooperativa andaluza desarrolla una política de calidad, seguridad alimentaria y medio ambiente reconocida por numerosas certificaciones. Entre ellas se encuentran los sellos International Food Safety y BRC, que amparan el procesado de aceite de oliva a granel y el envasado de aceites de oliva virgen y virgen extra; la marca ISO 14001:2004, que avala la calidad del envasado de aceite de oliva virgen y la venta de este producto tanto en envase como a granel; y el distintivo ENAC, que certifica la calidad de los análisis químicos y sensoriales del aceite de oliva.

Además, en 2013 Oleoestepa recibió el Premio a la Calidad Certificada que concedió la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en el marco de los Premios de Agricultura y Pesca de Andalucía 2012.

Comments are closed.