Mil jóvenes cofrades procedentes de un total de 27 delegaciones de toda España y reunidos en torno a la celebración del V Encuentro Nacional de Jóvenes Cofrades que acoge nuestra ciudad, han participado durante toda la mañana de una jornada de formación en el colegio Trinidad.

La jornada ha comenzado con un momento de oración dirigido por uno de los responsables diocesanos de la Delegación de Juventud, el sacerdote Jesús Linares. A continuación, la sesión de conferencias ha sido inaugurada por el sacerdote Ignacio Sierra, párroco de Castro del Río, quien ha expuesto su visión de los jóvenes como “Cristianos y Cofrades”. Ignacio Sierra ha invitado a los jóvenes cofrades a plantearse su “identidad y razón de ser” ante la realidad de “crisis de compromiso cofrade”. En este sentido, exhortaba a los presentes desde su experiencia personal: “Ese es el primer paso para madurar mi experiencia de peregrinación con el pueblo de Dios, mi experiencia de filiación porque la madre Iglesia me ha parido como hijo de Dios, la maestra Iglesia me lleva a conocer a mi Padre, me entrega la Palabra, la Carne y la Sangre del Hijo Redentor, y la guía Iglesia me conduce por los caminos del Espíritu Santo que me hace partícipe de la vida y felicidad eternas que mi Señor me entrega como regalo y herencia”. Junto a él también dos seminaristas han compartido su testimonio de maduración en la fe en el seno de las Hermandades y Cofradías.

A continuación, han participado: Elizabeth Mendoza, de Barcelona quien ha hablado del “Sentir del joven cofrade en una sociedad desarraigada”; José Miguel Saavedra, de la hermandad Matriz del Rocío de Almonte; y Manuel Almansa, de la hermandad Matriz de la Virgen de la Cabeza de Andújar.
Unos talleres muy participativos
Cuatro talleres han tratado de acercar el trabajo y la devoción, además del patrimonio histórico y artístico de nuestras Hermandades y Cofradías.
Por ejemplo, el taller de floristas como Rafael Barón y Rafael Cuevas ha tratado de una manera práctica de trasladar el trabajo que conlleva y el privilegio o la responsabilidad de que “el florista es el último que se baja de un paso procesional antes de salir a la calle”, como confesaba Rafael Cuevas.
Por su parte, en el taller de vestidores de Antonio Villar y Eduardo Heredia, han hecho “un guiño a la Virgen de los Dolores”, vistiendo en directo la imagen de una dolorosa. También, en el taller de orfebrería que ha estado a cargo de Emilio León y Manuel Valera, los asistentes han podido adentrarse en el arte de la orfebrería cordobesa con el propósito de “que los futuros gerentes de las Hermandades sepan valorar el trabajo y la calidad de las piezas”, indicaba Emilio León.

Finalmente, imagineros como Francisco Romero Zafra y Antonio Bernal han explicado todo el proceso que sigue una imagen en su confección. Al respecto, Antonio Bernal, autor de la imagen de San Juan de Ávila que está expuesta en la Catedral de Córdoba, explicó a los jóvenes cuál es la distinción entre imagen y escultura. “La imagen tiene que mover a la fe porque está hecha para el culto, para rezarle, y para la devoción”, afirmaba. Además, respecto a las imágenes procesionales destacaba cómo el trabajo que realiza es semejante al de “un evangelio porque lo que hacemos es recrear la vida y la pasión de Cristo a través de las imágenes”.

Pasacalles de bandas de música
Para continuar la jornada durante la tarde, los participantes en el Encuentro han podido disfrutar de una visita a la Catedral, y a distintas casas de Hermandad así como un pasacalles de bandas de música por el casco histórico de la ciudad.

El broche a este encuentro será la misa de clausura que tendrá lugar mañana domingo, 29 de octubre, a las 12 horas en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el Obispo.

Comments are closed.