La Delegación de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba ha informado este viernes de que la Policía Local está reforzando la vigilancia en el CEIP La Aduana, donde se investiga un nuevo caso de allanamiento y daños materiales ocurrido la noche del pasado 22 de octubre.
En concreto, según recoge el informe de la Policía Local, en torno a las 23.30 la Policía Local recibe en el 092 aviso de la empresa de vigilancia del CEIP La Aduana de que las alarmas han saltado en varias ocasiones. Minutos más tarde, los agentes comisionados se personan en el centro educativo, donde les refieren que en la planta primera se han escuchado con anterioridad unos golpes. Éstos comprueban que nadie se encuentra allí en ese momento, si bien las cancelas han sido forzadas, existen puertas abiertas a patadas y que en determinadas zonas aparecen huellas reconocibles de un calzado deportivo. En una de las estancias, se muestran libros por el suelo, así como material audiovisual de cierto valor, que parece “intacto”.
La patrulla que se ha sumado a la intervención vigila y reconoce el exterior del colegio y encuentra un vehículo estacionado en las proximidades. Tras ponerse en contacto con el titular del mismo, éste declara que lo conduce esa noche su hijo, que ha salido con su novia. Dos horas después aproximadamente, la patrulla intercepta al conductor del vehículo aparcado en la zona, un joven que no lograr ofrecer una explicación coherente de su presencia en lugar, si bien reconoce en la conversación que en otras ocasiones sí ha estado en el interior de La Aduana.
Los agentes observan que lleva unas zapatillas que pudieran ser compatibles con la huella parcial hallada en el colegio. Al conductor del vehículo se le informa de que de todo ello se dará cuenta a la Autoridad Judicial.
Se realiza una diligencia de solicitud de Policía Científica a Policía Nacional para que evalúe la conveniencia de inspección del lugar y toma de huellas y otros vestigios.
También se efectúa diligencia de traslado de objetos a Policía Científica de Policía Nacional de material escolar y un diccionario con improntas de pisadas. Y se realiza diligencia de comunicación al Colegio La Aduana para que el centro comunique la evaluación de los daños, el inventario de los bienes, así como la posible denuncia que quisieran interponer.

Comments are closed.