El Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo de Córdoba (Imdeec) ha realizado un informe diagnóstico sobre la enogastronomía cordobesa, un estudio que va a servir para detectar la relevancia socioeconómica de este sector y establecer sinergias con otros ámbitos de desarrollo económico en nuestra ciudad.

Así lo ha anunciado la presidenta del Imdeec, María del Mar Téllez, que ha valorado la realización de este informe con el objetivo de “poner las bases para establecer relaciones de crecimiento y competitividad con otros sectores que se consideran estratégicos para un desarrollo sostenible de Córdoba y la provincia”.

“La unión, la suma de los distintos sectores, fortalecen la economía cordobesa y, con ello, las posibilidades de mejora para emprendedores y trabajadores. Ese es el objetivo que busca el Imdeec con este estudio: conocer de primera mano la realidad de cada sector para establecer lazos de cooperación y crecimiento”, ha indicado Téllez.

En concreto, el objetivo de este estudio ha sido realizar una radiografía del sector enogastronómico – la unión de la enología y de la gastronomía- y promover el desarrollo de apoyos mutuos entre este y los sectores agroalimentario, de biotecnología alimentaria, de distribución alimentaria, cultural y turístico.

Y, a partir de ahí, establecer estrategias y conseguir objetivos más específicos, como son dinamizar la participación activa de los agentes de cada sector, promover el desarrollo de cada uno de ellos, detectar sectores emergentes en Córdoba y sus líneas de crecimiento y, sobre todo, “definir las líneas de trabajo para el crecimiento y fortalecimiento de vínculos intersectoriales”.

Datos y estrategias comunes

El estudio radiografía, por un lado, el sector que combina gastronomía y enología y muestra que en Córdoba capital se concentra el 40% de este tipo de establecimientos de la provincia.

Por otro lado, el informe determina algunos datos claves dentro del sector agroalimentario, donde Córdoba ocupa el segundo puesto en Andalucía, con 916 industrias agroalimentarias, de las cuales el 11% están en la capital; en el sector cultural, donde Córdoba cuenta con alrededor de 1.300 agentes relacionados con este sector, de las cuales el 64% están en la capital; y en biotecnología, donde Córdoba ocupa el cuarto puesto en Andalucía en número de empresas relacionadas con la biotecnología, con 14 ubicadas en la capital.

Igualmente, el informe realizado por el Imdeec establece los vínculos que existen actualmente entre el sector enogastronómico y el resto de los sectores analizados, donde destacan conclusiones como que la amplia generalidad de establecimientos enogastronómicos se nutren de productos frescos de la provincia (sector agroalimentario); que suelen utilizar canales cortos de comercialización (distribución alimentaria) y, por tanto, consumen productos de la provincia; o que la oferta enogastronómica ocupa un lugar importante en la motivación para elegir un destino de viaje (turismo), entre otros ejemplos de estas relaciones.

A partir de ahí y, teniendo en cuenta los resultados de este análisis, el informe realizado por el Imdeec plantea una serie de estrategias “destinadas a favorecer el desarrollo del sector enogastronómico y la generación de sinergias con el resto de analizados que se vinculan a él”, en palabras de María del Mar Téllez.

Dichas estrategias pasarían por una planificación para el desarrollo empresarial enogastronómico, la diversificación de nuevas líneas de actuación entre el sector agroalimentario y el enogastronómico, el fomento de la vinculación y cooperación intersectorial, la potenciación de la calidad y la innovación en el sector enogastronómico y la promoción de Córdoba como destino turístico gastronómico, así como la transferencia de resultados de las investigaciones biotecnológicas al sector enogastronómico.

Comments are closed.