El secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, ha afirmado tras conocer los datos del IPC de junio en la provincia, que indican una ligerísima bajada de los precios del 0,1% respecto al mes anterior, que “el crecimiento del PIB tiene que reflejarse en los salarios” porque “las cifras ponen de manifiesto que el consumo de las familias está estancado por la falta de empleo estable y los bajos salarios”.

En este sentido, Merino apuntó que “es urgente que se acometa una subida salarial suficiente para que las familias recuperen poder adquisitivo y la recuperación económica llegue realmente a las familias y no sólo a unos pocos que, además, son los que menos afectados han estado por la crisis”.

Los datos del IPC de junio vuelven a demostrar lo que CCOO viene manifestando desde hace tiempo, y es que los precios y el consumo en la provincia tienen un marcado carácter estacional y están íntimamente relacionados con la estabilidad en el empleo y los salarios.

Por ello, el responsable sindical insistió en que Córdoba necesita medidas que activen la creación de empleo estable y de calidad, para lo que es necesaria una mayor inversión pública y una apuesta por sectores que generan mayor valor añadido y por la modernización de sectores tradicionales.

Comments are closed.